Unidades de Producción
  Unidad Minera San Rafael
Está situada en el departamento de Puno, a una altitud que varía entre los 4,500 y 5,200 m.s.n.m. en la cordillera oriental de los Andes del Perú. La mina San Rafael es la principal productora de estaño en el país y una de las más importantes del mundo. Los métodos de explotación en subsuelo empleados son el almacenamiento provisional y el derribo por subniveles con capacidad de extracción de 2,700 toneladas/día, con leyes que promedian el 5% de estaño.

En la planta concentradora, adyacente a la mina, se realiza el chancado, trituración, molienda y concentración del mineral producido. Este mineral es alimentado a un circuito de concentración gravimétrica en jigs, donde se recupera el 50% del estaño obtenido. El material remanente es molido a un grado de mayor finura y remolido a malla –100 micrones antes de ser sometido a flotación, con lo que se alcanza una recuperación total del 90%. Los concentrados con ley promedio de 60% de estaño son enviados a Pisco.

En la actualidad la mina y la planta concentradora han alcanzado una capacidad de extracción y procesamiento de minerales de 2,700 TM/día. Este nivel de producción se complementa con la operación de nuestra unidad metalúrgica de fundición y refinería de estaño, actualmente con capacidad de 40,000 TM/año de estaño refinado.

Fundición y Refinería
Ubicada en Pisco, departamento de Ica, es la planta metalúrgica más moderna del país donde se procesa el concentrado con tecnología de baño sumergido, resultando en un producto final de 99.95% de pureza. En la refinería se separan las impurezas metálicas remanentes en forma secuencial y se trata el material crudo a altas temperaturas llegando a producir anualmente hasta 40,000 toneladas de estaño de alta pureza.

En la planta de subproductos, ubicada en la misma unidad, se procesan los materiales con altos contenidos de estaño que no pueden ser tratados en la fundición. Se realizan tratamientos de drosses de hierro, drosses de cobre, drosses de arsénico-antimonio y tratamiento de la segunda soldadura, obteniéndose productos como estaño refinado y aleaciones de estaño/plomo, estaño/antimonio y estaño/cobre.